Febrero 9, 2021

3 claves para subirse al carro de la programación

Una de las lecciones que nos ha dejado el 2020 en el mercado laboral es la confirmación de que los expertos en el mundo digital son los profesionales que van a tener una mayor demanda y valor de ahora en adelante, entre ellos, especialmente, los profesionales del sector del coding.

3 claves para subirse al carro de la programación

Los últimos datos de la Encuesta de la Población Activa (EPA) del INE, revelan que el empleo TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) ha crecido a un ritmo del 18,3 % acumulado durante el pasado año, con cambios en función de cada trimestre, pero siempre en positivo. Sin embargo, el sector digital es cada vez más amplio y aglutina especialidades de lo más variadas. Por eso, dentro de este ámbito existen perfiles profesionales que el próximo año serán más populares que otros. Entre ellos, tal y como ya anuncian algunas fuentes del sector, estarán los especialistas en coding y los programadores. Según datos de la consultora Recluit, en 2021 la demanda de desarrolladores web y programadores expertos en los códigos back-end y front-end aumentará en un 30%.

Pero, ¿cómo subirse a este carro?, ¿por dónde empezar?, ¿qué tipo de formación y habilidades necesita un profesional para ser un programador competente?. Para resolver estas dudas e identificar cómo conseguir formar parte de una de las profesiones con más proyección de futuro, Skylab Coders Academy, que recientemente se ha unido a ISDI, resume las claves para entrar en el mundo de la programación y encontrar trabajo este 2021:

  • El primer paso es determinar qué tipo de programador se quiere ser. Como en todas las profesiones, existen diversas especialidades, por lo que en el campo del coding tendrás que decidir en qué rama te quieres especializar. Entre las más demandadas se encuentran: desarrollador de páginas webprogramador de softwaredesarrollador de aplicaciones móviles o científico de datos.  
  • A la hora de decidir, uno de los aspectos que más puede ayudar es investigar sobre el tipo de formación que existe y cuál se adecúa más a las necesidades de cada estudiante. Un buen indicativo de esto pueden ser los rankings que determinan cuáles son los mejores bootcamps en este ámbito, como el de SwitchUp. Además, muchos de estos cursos tendrán modalidad online, ya que se prevé que en 2021 la formación a distancia y el teletrabajo sigan muy presentes.   
  • Conviene destacar que el mundo de la programación no está acotado, necesariamente, a un tipo concreto de profesional ni a una formación previa muy específica. Por eso, es muy importante el desarrollo de “soft skills” que pueden ayudar a abrirse camino en esta área, más allá de los conocimientos más técnicos, como pueden ser la paciencia, ya que programar implica tiempo y perseverancia; ser resolutivo para detectar los errores, analizarlos y plantear las soluciones más adecuadas; mostrar interés para seguir creciendo y ampliando tus conocimientos, así como trabajar la imaginación para desarrollar propuestas creativas y formas diferentes de hacer las cosas, pensando ‘out of the box’ y orientados a optimizar procesos. Por último es muy importante estar también abierto a asumir los retos diarios. Puede parecer obvio y un requisito que se pide a cualquier profesional, pero en el caso de los programadores o puestos tecnológicos es aún mayor. El mundo de la programación cambia de forma constante y a un ritmo frenético, por lo que no estar al día de las novedades y tendencias puede provocar que perdamos el trabajo o que ni siquiera lo encontremos. 

“La programación de software es una de las profesiones con mayor demanda. Se calcula que en 2021 Europa necesitará incorporar 1.500.000 desarrolladores si quiere ser competitiva, aunque la cifra tenderá a la baja a consecuencia de la Covid-19. Multinacionales y startups tecnológicas demandan urgentemente estos perfiles”, explica David Monreal, fundador de Skylab Coders Academy,  que está enfocada en la formación en Programación Web con una metodología de Coding Bootcamp en la que es referente mundial, y que iniciará sus primeros Bootcamps en el campus de ISDI Madrid en abril.