1. ISDI
  2. >
  3. Actualidad
  4. >
  5. ISDIGITAL.NOW
  6. >
  7. Blog
  8. >
  9. Actualidad Digital

Los cuatro pilares de la colaboración entre startups y corporaciones

El 80% de las empresas cree que la colaboración con startups tendría un impacto positivo en su organización. ¿Pero qué significa exactamente esto? ¿Y cómo se hace?

Jueves, 26 Abril, 2018

startups

Una encuesta realizada por Unilever Foundry en 2014 reveló que el 80% de las empresas cree que la colaboración con startups tendría un impacto positivo en su organización. ¿Pero qué significa exactamente esto? ¿Y cómo se puede llevar a cabo? Hoy en día, es frecuente que nos encontremos términos como startup-corporate synergy en conversaciones y artículos, pero la realidad es que de la teoría a la práctica hay un gran paso. Implementar esta colaboración con éxito no es tan fácil como parece.

Desde hace unos años, uno de los focos de ISDI consiste en unir los numerosos beneficios que tanto las startups como las corporaciones tienen que ofrecer. Así, hemos descubierto que hay cuatro formas principales en las que el meticuloso mundo corporativo y un ecosistema más despreocupado, como el de las startups, pueden superponerse y amplificarse mutuamente: tech transfer (transferencia de tecnología), talent acquisition (adquisición de talento), pilot program (programa piloto), e investment (inversión).

Tech transfer (transferencia de tecnología)

Una forma en que las startups y las corporaciones pueden colaborar es a través de la transferencia de tecnología. Puede ser casi imposible mover la maquinaria corporativa para seguir adelante con una idea radical. Sin embargo, las startups están en una posición única para explorar la innovación. Ligeras y ágiles por naturaleza, las startups se impulsan desde la pasión y están exentas de la (a veces excesiva) burocracia propia de los ambientes corporativos. De esta manera, las startups pueden permitirse perseguir las ideas a las que el resto no presta atención. Esto es precisamente lo que a menudo conduce a las startups a estar en la vanguardia de las tecnologías innovadoras, dejando a las corporaciones muy atrás.

La buena noticia es que las corporaciones pueden beneficiarse de los avances de las startups. Esto se logra, primero, identificando a las startups que desarrollan tecnologías que podrían impulsar la trayectoria de una corporación, y acto seguido adquiriendo los derechos de la tecnología a través de un proceso de transferencia. Esta puede ocurrir a través de diversos canales, entre los que cabe destacar la adquisición de patentes, la formación y educación, la investigación patrocinada y la consultoría.

En todos estos casos, es importante mantener abiertas las líneas de comunicación entre la startup y la empresa, conservando simultáneamente la integridad de la startup como una organización en rápida evolución. Caminar por esta cuerda floja es complicado y requiere de experiencia.

Talent acquisition (adquisición de talento)

La adquisición de talento es otra manera en que las empresas pueden beneficiarse de la conocida como “mentalidad startup”. En este tipo de colaboración, las empresas evalúan a pequeños equipos para encontrar a las mentes más brillantes; éstas serán las que más tarde se integren en la organización.

Merete Nørby es Consultora Superior Internacional en MADE, el grupo de fabricación danés que reúne a las principales instituciones de investigación y empresas de la vertical, incluido Lego Group. Como resultado de su amplia experiencia en el ámbito, Merete conoce mejor que nadie los inmensos beneficios que ambas partes pueden obtener cuando las startups se adentran en el entorno corporativo. En palabras de Merete, las startups "brindan la experiencia, la emoción y todas las nuevas ideas a las corporaciones, que son estables y sabias, pero que tal vez necesiten ser sacudidas".

Actualmente, MADE está trabajando de forma directa con las startups en un proceso facilitado por ISDI.

Pilot programs (programas piloto)

Una vez que una startup y una corporación estén listas para trabajar juntas de manera simbiótica, podrán considerar el lanzamiento de un programa piloto. Los programas piloto puede considerarse una especie de experimento. Por lo general, constituyen el primer paso para conseguir una colaboración mutuamente beneficiosa entre la startup y la corporación. Los programas piloto suelen comenzar por identificar un objetivo específico que se ha de alcanzar. A partir de este objetivo, se esbozará y configurará el proyecto, cuyos resultados serán posteriormente medidos y analizados para así determinar si el esfuerzo ha valido la pena.

Por ejemplo, Ferrovial Servicios está trabajando con la startup GymCraft en un programa piloto facilitado por ISDI. GymCraft diseña experiencias deportivas de realidad virtual y Ferrovial está implementando esta innovadora tecnología en gimnasios. Francisco Luque, Gerente de Proyectos de Innovación de Ferrovial, describe esta experiencia como muy satisfactoria: "El piloto está ahora en proceso de ejecución y estamos recibiendo comentarios muy positivos de los clientes. Creemos que esta relación está siendo realmente fructífera, tanto para GymCraft como para Ferrovial".

Investment (inversión)

Finalmente, un método de colaboración más permanente es la inversión. Cuando las startups están listas y maduras, la corporación entra en una asociación formal con la startup o incluso la adquiere directamente. La startup se convierte así en una sucursal o departamento de la organización principal. A menudo, el equipo fundador original de la startup permanece a bordo durante meses o años tras la adquisición. De esta manera, ambas partes pueden seguir cosechando los beneficios de la colaboración de entre startup y corporación durante extendido periodo de tiempo.

Francisco Luque de Ferrovial Servicios explica los dos beneficios principales que las startups pueden obtener de este tipo de alianza con una corporación. "En primer lugar, podemos darles acceso a entornos reales donde puedan probar estas soluciones y validarlas. Esto es muy importante. El segundo beneficio es que las corporaciones pueden abrir las puertas a nuevos mercados y a nuevas oportunidades de negocio. Al final, esto es crucial para ellos [las startups], para su crecimiento y desarrollo ".

Oportunidades interminables

Puede decirse, en conclusión, que las posibilidades de colaboración entre nuevas empresas y corporaciones son ilimitadas. Con la experiencia de las empresas y el espíritu innovador propio de las startups, los beneficios se multiplican. Como apunta Merete Nørby, "las startups tienen el potencial de ofrecer a las corporaciones la emoción y el atrevimiento. Así, puedes hacer que dos mundos se encuentren". No es fácil unir estos dos mundos, pero cuando la unión da resultado, las ventajas son inigualables.

Escrito en ISDI para leer y compartir

Más sobre Actualidad Digital

TE LLAMAMOS