Wireframes: 3 mejores prácticas para crear proyectos digitales

La planeación de tu experiencia de usuario es prioritaria en cualquier proyecto digital. Un wireframe claro y bien planteado es básico para llevar una gran idea a la realidad y tener un producto amigable.

Viernes, 2 Febrero, 2018

Wireframes: 3 mejores prácticas para crear proyectos digitales

La planeación de tu experiencia de usuario es prioritaria en cualquier proyecto de diseño web, mobile y de apps. Tener un wireframe claro y bien planteado es importante para que tu equipo de producción pueda llevar una gran idea a la realidad y tengas un producto que sea amigable con la navegación de tus usuarios.

Es importante entender que los wireframes son la transición entre los dibujos e ideas, para pasar a la creación de tu primer prototipo, el cual deberá entrar a una etapa de prueba para optimizarlo. Al final de cuentas, esta herramienta te ayudará a aterrizar tus ideas y a tener una guía visual de la estructura de tu proyecto digital, enfocada en:

  • La información que compartirás y su prioridad
  • Las funciones que tendrá tu proyecto
  • Los formatos de tu contenido
  • La estructura tentativa que tendrá tu diseño

No obstante, debes tener en cuenta que tus wireframes son el punto donde todo el análisis y proceso de conocimiento de tu mercado (metas de conversión, buyer personas, tono y voz, etc.) se reúne con la ingeniería de tu proyecto, no el punto final. Para que tus wireframes puedan transmitir las ideas claramente al equipo que se encargará de producirlo, estas son las mejores prácticas que deberás seguir:

 

1. No agregues elementos de diseño y tipografías

El wireframe es, por decirlo de una manera, el esqueleto de tu proyecto digital. Por lo tanto, no es necesario que agregues elementos de diseño como colores, tipografías e incluso cuadros de texto con lorem ipsum. En este último caso procura tener los contenidos listos, pues estos te ayudarán a saber su longitud y cómo se acomodan dentro de tu diseño prototipo.

Estos elementos pueden ser un distractor al momento de comenzar a trabajar en el desarrollo del proyecto. Si decides usar colores, lo más recomendable es que lo hagas para diferenciar acciones o elementos. Lo importante es que primero te enfoques en la experiencia y, más adelante, implementes la paleta de colores y otros elementos gráficos.

 

2. Indica correctamente las funciones e interacciones

Como hemos mencionado anteriormente, es fundamental que en tu wireframe vengan especificadas todas y cada una de las funciones que cada elemento deberá cumplir. Esto ayudará a que, al momento de hacer el prototipo, tu equipo de producción tenga conocimiento de estas y que las pruebas puedan ayudar a optimizar el diseño.

Asimismo, esto ayudará a que tus objetivos se mantengan claros y no se pierdan durante las siguientes etapas de producción de prototipos y pruebas. Recuerda que el propósito de tus proyectos digitales fue determinado en función de tus buyer personas y sus necesidades, no para complicar su experiencia en la solución que les propondrás.

 

3. No te aferres a tus wireframes

Podría sonar contradictorio con lo que hemos mencionado en el párrafo anterior. Sin embargo, es importante que, si bien las funcionalidades que ayudarán a tus usuarios no deben perderse al 100%, sí pueden adaptarse en caso de que el diseño lo requiera.

Recuerda que un wireframe es una guía para llegar a una meta, no la solución final. Eventualmente, gracias a las etapas de prueba por las que pasará, tu diseño tendrá mejoras de forma inminente. Así que no te aferres a la guía inicial y mantén una mentalidad abierta al cambio, pues esto es para tus usuarios, no para tu uso personal.

 

Escrito en ISDI para leer y compartir

Más sobre Marketing Digital

TE LLAMAMOS