México México

Isdigital.Now

Cómo optimizar los procesos con UX y UI en tus proyectos

Viernes, 29 Diciembre, 2017

Diseñar un sitio web o una app es un proceso que puede ser complicado, pues se deben amarrar muchos cabos sueltos que, al final, llevarán al usuario a navegar de forma fácil tus productos digitales.

A pesar de que no existe una fórmula mágica para todos los proyectos, tanto la experiencia de usuario (UX) como la interfaz de usuario (UI) son puntos clave que te pueden ayudar a optimizar los procesos y hacerlos más simples para todas las personas involucradas: desde diseñadores gráficos, hasta programadores, y contenido.

Es importante recordar que este proceso se debe hacer por partes; sin embargo, siempre debes tener en cuenta que estas secciones irán en secuencias que se complementarán al mismo tiempo por UX, UI y contenidos. Por eso, te compartimos algunos tips para hacer tu proyecto más llevadero:

 

  • El contenido es el rey

Aunque pueda parecer que el contenido debe dejarse hasta la parte final del proceso, el contenido debe ser el protagonista en tu proyecto. Al final del día, esta parte es la que te ayudará a vender y posicionar tu producto, por lo que todo tu diseño debe estar en equilibrio con el contenido.

Sin importar si es completamente visual o texto, la experiencia y la interfaz de usuario deben ir de la mano con el contenido. Si estás desarrollando una app, recuerda que menos es más, ya que la experiencia en móvil debe ser práctica y rápida. En caso de que tu proyecto sea un sitio web, procura que el contenido sea conciso, claro y adaptable.

 

  • Define el camino

Cuando tu contenido sea exactamente lo que requieres, es importante que lo acomodes de tal manera que tu usuario siga un camino. Lo más recomendable es que te bases en tu túnel de conversión, pues esto ayudará a que los leads adquieran tu producto sin distracciones.

Esta parte de UX siempre debe ir de la mano de los otros elementos de tu proceso, pues este tipo de proyectos son interdisciplinarios y ayuda a los demás a entender qué está pasando en el camino del usuario, así como a adaptarse a las propuestas de los expertos en este punto.

 

  • Define tu paleta de colores

Los componentes estéticos de tu proyecto son tan importantes como la experiencia de usuario y los contenidos. Olvídate de usar todos los colores en el círculo cromático; es altamente recomendable tener una paleta de hasta 4 colores, que sean complementarios y con los que puedas jugar libremente en los diseños de las páginas.

Es importante que los expertos en interfaz de usuario tengan perfectamente claro la paleta de colores que deberán usar para que todo tu proyecto tenga un diseño uniforme y congruente, pues esto también facilitará la navegación y será una manera fácil con la que tus usuarios identificarán tus productos digitales.

 

  • Selecciona el estilo gráfico

Procura que todos los elementos, desde barras y botones, hasta videos, imágenes y movimientos, sigan una misma línea de estilo previamente acordada. La interfaz de usuario de tu proyecto debe estar alineada al mismo estilo en todo momento, ya que será visualmente más agradable, promoverá la interacción con tus productos y permitirá darte un diferenciador.

¿Has navegado por las apps de BuzzFeed? ¿Qué tal el sitio de Huffington Post? Ambos tienen una paleta de colores definida, elementos y movimientos únicos y, si encuentras un video en tu feed de Facebook, sabes inmediatamente que es de ellos. Tener bien definidas estas características aporta valor a tu proyecto.

 

  • Encuentra el balance

Si bien hemos mencionado antes que “menos es más”, no se trata de tener un diseño completamente limpio, pero tampoco debes preferir uno lleno de patrones y texturas. Encontrar el balance puede ser complicado, pero no imposible de lograr. Para ello deberás plantear cómo tus usuarios navegarán tu interfaz y para que usarán tus productos digitales.

¿Has notado que a los teens se les hizo súper fácil adoptar Snapchat, mientras que a las personas más grandes se les ha complicado el uso? Antes de comentar tu proyecto debes entender a tu target y saber que tipo de interacción les resulta más familiar para que puedas implementarla en tu diseño.

TE LLAMAMOS