México México

Isdigital.Now

Cómo administrar un proyecto grande sin fracasar en el intento

Lunes, 4 Diciembre, 2017

Cómo administrar un proyecto grande sin fracasar en el intento

Tener proyectos grandes en puerta representa un gran reto que viene acompañado de cientos de responsabilidades: tiempos de entrega, periodos de pruebas y emociones que van desde el enojo hasta la felicidad, pasando por angustia e incluso derrota, en el peor de los casos.

Para no terminar con el ánimo de tu equipo y perder la secuencia de las entregas, sigue los siguientes consejos:

 

1.Cómete el mundo a pedacitos

La mejor manera de abordar un proyecto grande es por partes. Separa todo el proyecto por tareas importantes y después divídelas en pequeñas tareas; elige aquellas que requieran más recursos y tiempo para volver a segmentarlas de acuerdo con las capacidades de tu equipo.

Pon especial atención en aquellos puntos que tengan prioridad alta y deja las tareas menos importantes para el final.

 

2.Siempre ten en cuenta los tiempos

Antes de negociar los tiempos de entrega, debes considerar las habilidades y la capacidad de respuesta que tu equipo puede proporcionarte. Sí, puede haber proyectos que sean urgentes, pero si tu equipo no tiene los recursos para cumplir los deadlines, lo más recomendable es que busques la mejor manera de optimizarlo, ya sea considerando outsourcing o negociando los tiempos de entrega con tu cliente.

 

3.Define una estrategia de organización

Existen muchas estrategias para organizar y mantener un ritmo en las entregas de tus proyectos sin provocar que tu equipo se canse y desmotive. Entre las más populares están los métodos Agile, entre otros:

  • Agile
  • Lean
  • Scrum
  • Six Sigma
  • Cascada o Tradicional

Para elegir el método adecuado para tu proyecto, es recomendable entender la dinámica de tu equipo y conocer con cuál trabajarían de manera más eficiente, así como saber cuáles puedes implementar en el lapso que tienes para realizar la entrega.

 

4.Haz todas las pruebas que sean necesarias

Antes de empezar a trabajar, todo el equipo debe tener claro cuál es el estado del proyecto, pues de esta manera podrán atacar con mayor efectividad los puntos débiles que corresponden a cada sección.

Teniendo esta información, al realizar las pruebas podrán detectar más fácilmente si las labores que han realizado fueron efectivas o si tienen que hacer ajustes. Es importante que esta tarea se realice cuando se concluya cada parte del proyecto, pues de esta forma se reducirán los riesgos.

 

5.Mantén una comunicación abierta con tu equipo

Es fundamental que los líderes de cada área estén informados en todo momento del estado del proyecto; esto les permitirá mantenerse al tanto de todos los puntos importantes donde se tiene que poner especial atención.

De igual forma, deberás tener en cuenta sus intereses dentro del proyecto y balancearlos junto con el resto de los participantes. De esta manera evitarás que pueda haber problemas que dañen el flujo del proyecto.

 

TE LLAMAMOS