Cinco tips para dominar el home office

¿Cómo desarrollar gusto por el trabajo remoto?

Jueves, 26 Marzo, 2020

Cinco tips para dominar el home office

La modalidad del trabajo remoto es una facilidad que muchas compañías, especialmente en los últimos años, han adoptado como beneficio para sus empleados. Si bien es cierto que muchos sienten cierta aberración por este modo de trabajo, también es cierto, que existen aquellos grupos que prefieren esta forma de trabajar. Cada uno tiene puntos válidos de discusión, ventajas y desventajas.

Sin embargo, no es lo mismo tener la “opción” de hacerlo, que “tener que hacerlo”. El panorama actual y la crisis mundial por la pandemia de COVID-19, ha forzado a millones de personas en todo el mundo a tener que hacer home office.

Trabajadores de industrias y negocios digitales o más adaptamos al ecosistema digital, tuvieron una transición mucho más natural, si podemos llamarlo de esa forma. No así, miles de personas que no estaban acostumbrados, ni contaban con la preparación o las herramientas adecuadas para enfrentar una situación como esta.

Las personas han tenido que someterse a un proceso de rápida adaptabilidad involuntaria, lo que psicológicamente genera de forma inconsciente una reacción negativa y de poca aceptación a un cambio cuya temporalidad podría alargarse, lo que significaría problemas serios para muchos individuos.

Con el aislamiento, pueden suscitarse episodios de depresión, ostracismo, cambios de humor, generación de una personalidad más reprimida o tímida, así como el desarrollo de nuevas inseguridades, miedos e incertidumbres; todos factores que pueden afectar considerablemente el trabajo diario de los empleados.

Pero los trabajadores no son los únicos que pueden verse afectados por el trabajo online, también están aquellas personas que estudian o cursan alguna formación remota.

Todo lo anterior puede sonar aterrador, sin embargo, nosotros mismos podemos evitar que sea así. Para ello, les brindamos algunos tips para que dominen y amen el home office.

1. No te encierres en un lugar

La primera regla en circunstancias normales sería salir de casa, sin embargo, ante la situación actual de cuarentena, eso no es posible. Por ello, recomendamos que te muevas alrededor de tu casa. Cada que puedas, deja tu espacio de trabajo, camina por el pasillo, sala, comedor, estancia, ve a tu cuarto, si tienes jardín sal un momento y da una breve caminata. Quedarse todo el tiempo de tu jornada de trabajo en el mismo lugar puede tener efectos negativos a nivel psicológico generándote ansiedad, cansancio, aburrimiento, frustración, mal humor, depresión y aberración a tus tareas; lo que podría provocar que no des el cien por ciento, cometas errores, generes ansiedad o tengas exabruptos con tus compañeros.

Cuando sea la hora de la comida, evita comer en tu escritorio, área de trabajo o estar pendiente del celular. Utiliza esos 60 minutos para desconectarte, distraerte, despejar tu mente y disfrutar de otras áreas de tu casa.

2. Pon límites

Hay algunas personas que tienen su escritorio o espacio de trabajo en su habitación, si es tu caso, no pierdas más tiempo y después de leer este artículo cambia el lugar de tu escritorio. Ubicar tu espacio de trabajo en casa en un sitio con luz y alejado de distracciones y tu espacio íntimo, privado o personal. Es cierto que tanto el trabajo como tu vida fuera de él están más conectados que nunca en un mismo espacio, lo cual puede hacer más difícil esta separación, pero psicológicamente tener una clara división de espacios ayudará a que tu home office no se convierta en una pesadilla.

Además, no porque estés en tu casa debes trabajar más tiempo del debido, limita tus horas a los tiempos oficiales que debes trabajar y trata de no pasarte de esos tiempos de trabajo, de lo contrario podrías vivir esclavizado a tu computadora y eso generará también una respuesta poco sana ante tus responsabilidades. Es importante que sigas teniendo “tu tiempo”

3. Mantente enfocado y elimina distracciones

Es difícil concentrarte cuando estás en casa y existen tantos elementos que pueden distraerte, como la televisión, tu consola de juegos, tu familia, pareja, hijos, tu mascota o hasta los trastes que tienes que lavar. Por eso es básico que te concentres, entiendas y sensibilices a quienes están en tu entorno que tus tiempos de trabajo son solo de trabajo, y no por estar en casa significa que tienes más tiempo libre, o que es para ocuparte de otros pendientes, eso lo puedes hacer en tu hora de break o cuando hayas finalizado tu jornada laboral

4. Interacción social

Pese a la cuarentena es importante que te mantengas comunicado con el resto del mundo. No te aísles, busca intercambiar con tus compañeros de trabajo a través de herramientas digitales como video llamadas. Coordina juntas breves diarias con tu equipo par revisar pendientes, estatus y nuevas tareas; no tengas miedo a comunicarte. También, pueden organizar dinámicas interactivas o ya bien comenzar o finalizar sus reuniones con momentos de esparcimiento, compartiendo música, memes o material visual que les ayude a romper la barrera de la distancia y hacerlos sentir mayor proximidad

5. ¿Qué necesitas para tener un buen día?

Distingue qué necesitas para que tu día de trabajo en casa sea genial. Cuando haces home office, tú estás en control de tu entorno, de ti depende sentirte bien y que tu día sea bueno o malo. Si para ti, tener una rutina es importante, no dudes en establecerla o adaptarle. Levantarte temprano, hacer ejercicio, darte una ducha, vestirte apropiadamente, incluso puedes ponerte un traje o el tipo de ropa que usualmente utilizabas para ir a trabajar; son pequeños detalles que pueden ser la gran diferencia para disfrutar u odiar tu home office

Escrito en ISDI para leer y compartir

Más sobre Actualidad Digital