TE LLAMAMOS
España

Isdigital.Now

El e-commerce en los productos frescos

Miércoles, 6 Abril, 2011

Entrecot envasado al vacío

El e-commerce en los productos frescos: cómo sortear los principales obstáculos

Hace 4 meses lancé una tienda online de carne y embutidos de calidad a domicilio www.carnevillamaria.com, y, a día de hoy, puedo decir sin duda, que hacer e-commerce con productos frescos es todo un reto. Todo son problemas, pero desde mi condición de optimista digital, os animo a los que vayais emprender aventuras similares, y os dejo aquí mis 5 principales aprendizajes o recomendaciones por si os sirven de ayuda!

0. Si no estás ya en el sector, es decir, si no eres un especialista con un negocio que te respalde en el mundo offline, ni lo intentes. Si lo eres (o no lo eres pero te interesan los frescos) sigue leyendo.

1. No tienes una tienda física, pero eres un tendero. Más moderno y todo lo que tú quieras, pero un tendero. Piensa como un tendero y atiende a tus clientes como un tendero!

2. Tu escaparate de tendero ha de ser el mejor. ¡Invierte en fotografía! Piensa que tu cliente está acostumbrado a ver el producto en el mercado. Si tú ves una lechuga en la frutería y está un poco mustia, elegirás otra. En internet ocurre lo mismo. Si no cuidas la imagen de tu lechuga, nadie te comprará la lechuga! En el sector de los productos frescos los consumidores son mucho más sensibles a las imágenes. Ten en cuenta que con su salud nadie quiere jugar. Dale a tu tienda la mejor cara posible.

3. El trato personal apenas existe en las compras online, y en el sector de los frescos, los clientes confían de siempre en las recomendaciones personales de sus tenderos. El carnicero, el pescadero o el frutero son prescriptores importantísimos. ¿Qué hago yo desde Carne Villa María para suplir el trato personal con el carnicero? Fundamentalmente dos cosas. Llamo a mis clientes después de que realicen su primera compra para ver si están contentos (no hay nadie que me haya respondido mal, sino que te agradecen el interés que muestras), y contraté en Madrid a un repartidor simpático, educado y con conocimientos de producto y cocina, que es un gran apoyo para suplir la frialdad del trato vía web y que actúa como prescriptor.

4. Los productos frescos se malogran si no los envasas adecuadamente. Invierte en sistemas de envasado al vacío. Las fechas de caducidad son mucho mayores, así que los clientes estarán más contentos porque congelarán menos, y además evitarás muchas pérdidas de producto por los errores del transportista.

5.Las empresas de transporte en frío (que yo utilizo para distribuir fuera de Madrid) funcionan mal. No, perdón, ¡muy mal! No están acostumbradas a servir a particulares y de momento no tienen mucho interés en hacerlo. ¿Cómo solucionamos esto desde Villa María? Pues persiguiendo al transportista! Házte con un buen amigo en el departamento de atención al cliente de tu transportista habitual, ¡porque si no estás perdido! Pedidos que se extravían, pedidos que no se entregan, pedidos que se confunden, roturas de la cadena de frío...una infinidad de errores que sólo se solucionan si le importas alguien de su departamento de atención al cliente. Así que ya sabes, ¡a hacer amigos!

Estos son mis cinco básicos para empezar a sortear los retos del e-commerce de frescos dirigido a particulares, pero el último escollo lo he dejado para el final. La realidad es que los particulares no están acostumbrados a comprar frescos online. Cuando descubra cómo hacerles cambiar de idea volveré a escribir otro post. Supongo que es cuestión de tiempo porque...¿quién compraba naranjas por internet hace 10 años?

Cristina Chacón

www.carnevillamaria.com